Historia del Hotel Abadia Retuerta LeDomaine

Monasterio de Santa María de Retuerta

En 1145, la unión de aristocracia y devoción dio lugar a la Abadía cuando Doña Mayor, hija del Conde Ansúrez, donó «terras et vineas» a la Iglesia. La Abadía de Santa María de Retuerta se construyó para la orden de los premonstratenses. De estilo barroco y románico, tiene una planta benedictina clásica con iglesia, claustro, refectorio, sala capitular y hospedería. Es una de las dos únicas abadías de estas características que sobrevivieron a la destrucción napoleónica, y ha sido declarada Bien de Interés Cultural por el estado español.

La reciente reforma de la abadía ha respetado la integridad de mil años de historia. Los usos monásticos originales de las salas se han mantenido y la arquitectura románica y barroca se ha conservado sin alteraciones. La riqueza del nuevo mobiliario y equipamiento hacen que los huéspedes actuales se sientan como en casa sin atentar contra el espíritu de este antiguo entorno. «Transformar un viejo monasterio implica participar en un diálogo de mil años de antigüedad. Mi discreción rinde homenaje a quienes hablaron antes que yo», Marco Serra, Arquitecto.